Qué es el tratamiento hormonal durante la menopausia

El tratamiento sustitutivo hormonal, también llamado terapia hormonal de la menopausia o terapia de restitución hormonal, consiste en la administración de hormonas femeninas: estrógenos y progesterona para evitar los efectos de la menopausia sobre el organismo de la mujer. En algunas ocasiones, se indica también la testosterona. Las hormonas utilizadas para este tratamiento suelen ser sintéticas, es decir, fabricadas en un laboratorio.

tratamiento hormonal menopausia

No todas las mujeres necesitan tratamiento hormonal sustitutivo. Es imprescindible acudir a una consulta de ginecología para realizar una revisión ginecológica y las pruebas necesarias para descartar alguna contraindicación para tomar las hormonas femeninas y así evitar efectos secundarios a dicho tratamiento.

Hubo una época, hace unos años, en que se indicaba rutinariamente tratamiento sustitutivo hormonal a gran parte de las mujeres para evitar enfermedades del corazón, osteoporosis y algún tipo de cáncer. Actualmente, se piensa que la terapia sustitutiva hormonal puede tener más riesgos que beneficios en gran parte de las mujeres y, por tanto, dicha terapia puede no ser segura para tu salud.

Sin embargo, en algunas mujeres esta terapia tiene muchos más beneficios que riesgos y permite mejorar su calidad de vida amortiguando los signos y síntomas de la menopausia. Es por ello que el ginecólogo debe establecer si en tu caso puede estar bien indicado realizar el tratamiento hormonal sustitutivo.

El tratamiento hormonal de la menopausia tiene ventajas e inconvenientes y también tiene riesgos. Tu ginecólogo/a te proporcionará información sobre las ventajas y riesgos de este tratamiento para la menopausia. 

Ventajas que te proporcionan los estrógenos

  • Alivio de síntomas como sofocos, insomnio y sudoración nocturna. Se administra el estrógeno por vía oral, solo o combinado con progesterona. Suele ser eficaz.
  • Evitar o aliviar la atrofia y la sequedad vulvovaginal, el dolor al tener las relaciones sexuales o dispareumia, etc.
  • Prevención y tratamiento de la osteoporosis: Los estrógenos por vía oral evitan la pérdida de masa ósea y disminuyen el riesgo de fracturas óseas, sobre todo de columna vertebral y cadera.

Inconvenientes o riesgos de administrar estrógenos en la menopausia

  • Aumento del riesgo de que sufras trombosis o embolias por administración de estrógenos y/o progesterona por vía oral. Es conveniente realizar análisis y descartar que padeces trastornos de la coagulación de la sangre (trombofilias).
  • Riesgo aumentado de padecer eventos cardíacos: diabetes, colesterol elevado, edad inadecuada para comenzar el tratamiento, etc.
  • Mayor riesgo de que se origine un cáncer del endometrio uterino, por lo cual es necesario contrarrestar el efecto perjudicial de los estrógenos sobre el endometrio uterino (recubrimiento interno de la cavidad del útero); para disminuir este riesgo se prescribe la progesterona.
  • Aumento del riesgo de cáncer de mama: se produce cuando sigues el tratamiento sustitutivo hormonal combinado (estrógeno y progesterona) por un período mayor de entre 5 a 10 años. Este tratamiento está contraindicado si tienes antecedentes de cáncer de mama sensible a las hormonas (receptores de estrógenos).

¿Quieres consultar con el ginecólogo sobre la menopausia? 

Preguntas frecuentes sobre el tratamiento hormonal en la menopausia

Cuándo evitar el tratamiento hormonal en la menopausia

Antes de indicar un tratamiento hormonal sustitutivo en la menopausia, el ginecólogo/a determinará si en tu caso no puedes recibirlo porque padeces riesgos o contraindicaciones como:

  • Haber sufrido cáncer de mama, cáncer de endometrio del útero o algunos cánceres de ovario.
  • Padecer trombosis o embolias, las cuales consisten en aparición de coágulos de sangre dentro de los vasos sanguíneos.
  • Haber tenido algún ataque cardíaco (infarto, problemas coronarios) o un accidente cerebrovascular (Ictus cerebral).
  • Padecer una insuficiencia renal o hepática severa. También si está presente una enfermedad del hígado o de la vesícula biliar que desaconseja tomar hormonas. En esos casos no puedes realizar el tratamiento hormonal sustitutivo porque se puede agravar tu enfermedad.
  • Tienes un aumento importante de la tensión arterial o tienes una tensión arterial alta que no desciende con el tratamiento antihipertensivo indicado por tu médico.
  • Sufres pérdidas de sangre por vía vaginal sin causa conocida. En este caso ,antes de indicar el tratamiento hormonal sustitutivo es necesario realizar pruebas para descartar la existencia de un cáncer ginecológico causante de las pérdidas sanguíneas vaginales, en cuyo caso estaría contraindicado el tratamiento hormonal sustitutivo.
  • Tienes dudas de estar embarazada, por lo cual tienes que realizar un test de embarazo para descartarlo antes de que comenzar un tratamiento sustitutivo con hormonas.

Cómo saber si me conviene la terapia hormonal durante la menopausia

El cuerpo de cada mujer es diferente por lo que la mejor forma de saber si te conviene realizar el tratamiento sustitutivo hormonal es realizando diversas pruebas y controles de forma previa. Entre ellos se encuentran la revisión ginecológica, la ecografía vaginal, ecografía mamaria, citología, además de análisis de sangre y de orina. Esto permitirá descartar que padeces alguna patología de forma previa que podría agravarse con la terapia. 

¿Es efectiva la terapia sustitutiva hormonal?

Es muy efectiva y ayuda a superar efectos de la menopausia muy incómodos como los sofocos o el insomnio, los cambios de humor y la sequedad vaginal. No obstante entraña ciertos riesgos que debes valorar. 

Es segura la terapia hormonal sustitutiva

La terapia de reemplazo hormonal puede ser segura para algunas mujeres pero también tiene sus riesgos. Por este motivo se recomienda seguir precauciones como tomar dosis bajas y el menor tiempo posible, preferiblemente no más de 5 años. 

 

Qué es la terapia hormonal tópica

Se trata de un tipo de terapia hormonal de aplicación lozaliza por lo que solo contribuye a paliar los síntomas de la zona en la que se aplica. Por ejemplo es frecuente el uso de cremas con estrógenos para mejorar la sequedad vaginal. Los efectos secundarios de este tipo de terapia hormonal son diferentes puesto que al contrario que el tratamiento hormonal sustitutivo no afectan a todo el organismo. 

Tratamiento no hormonal en la menopausia

Si sufres síntomas de la menopausia que afectan a tu calidad de vida y no deseas realizar un tratamiento hormonal, o bien, si en tu caso existen contraindicaciones, existen tratamientos no hormonales en la menopausia. Los tratamiento no hormonales están dirigidos a reducir los síntomas como sudoración, sofocos, etc. y también los síntomas psicológicos de la menopausia como ansiedad, insomnio y depresión.

Si deseas seguir un tratamiento no hormonal para aliviar los síntomas de la menopausia tu ginecólogo/a te puede recomendar alguno de los dos tipos de tratamiento existentes:

  • Tratamiento con medicamentos: Mejoran los síntomas neuro-vegetativos como sofocaciones, sudoración, palpitaciones, etc. Estos medicamentos actúan a nivel cerebral, es decir, a nivel de los receptores del sistema sistema nervioso central. Entre ellos, se encuentran los que inhiben la recaptación de serotonina y noradrenalina, algún antihipertensivo y algunos anticonvulsivantes. Estos fármacos también mejoran los síntomas psíquicos como ansiedad, irritabilidad, trastornos del animo, etc.
  • Fitoterapia en la menopausia: Utilización de plantas para aliviar los síntomas. Entre las utilizadas con esta finalidad se encuentran: la valeriana, el ginseng y la pasiflora.

Artículos relacionados con la menopausia

 

AVISO

Por responsabilidad y compromiso con el objetivo de frenar la rápida propagación del COVID-19 y para preservar la salud de nuestras pacientes y sus familiares, durante los próximos días nuestra clínica ginecológica de Vigo permanecerá cerrada.

Agradecemos vuestra comprensión.