Para qué se realiza la colposcopia

La colposcopia es una exploración que el ginecólogo realiza a las mujeres para ver con aumento el cuello del útero, la vagina y la vulva. Se realiza mediante un colposcopio, que es un instrumento médico similar a unos prismáticos, con lentes de aumento.

Cómo se hace una colposcopia

Si tienes que realizar una colposcopia, puedes acudir tranquila a la clínica ginecológica, ya que se trata de una exploración sencilla, sin riesgos, nada dolorosa y no es más incómoda que una exploración ginecológica habitual.

colposcopia para que

La colposcopia no es dolorosa

Para realizar una colposcopia estarás colocada en la misma posición que una revisión ginecológica rutinaria. Se accede al cuello del útero a través de la vagina, que se abre ligeramente con un instrumento separador llamado espéculo vaginal.

A continuación, el ginecólogo sitúa el colposcopio frente a la vulva, sin llegar a contactar con esta, y procede a la visualización del órgano que se va a explorar ya sea vulva, vagina o cuello uterino.

Es probable que sea necesario aplicar algún líquido para limpiar posibles secreciones el cuello uterino y facilitar su visualización. En ocasiones, también se utiliza un líquido colorante para teñir el cuello uterino y así elegir la zona para biopsiar.

Para qué sirve la colposcopia

Antes de describir para qué sirve la colposcopia, es importante puntualizar que la colposcopia no sirve como procedimiento ginecológico de cribado del cáncer uterino para realizar a una gran muestra de población como sucede con la citología vaginal.

Sin embargo, si se realiza con una indicación adecuada, es una prueba muy útil y válida en el diagnóstico de enfermedades del cuello uterino y, en ocasiones, de la vagina y de la vulva.

La colposcopia sirve para detectar alteraciones en el cuello del útero de distinta naturaleza, como las lesiones benignas, lesiones premalignas, lesiones malignas o cancerosas. También permite visualizar algunos signos colposcópicos de procesos infecciosos o inflamatorios del cuello uterino y de la vagina. Son las denominadas cervicitis y vaginitis.

 

¿Te han recomendado hacer una colposcopia en Vigo? 

Por qué se hace la colposcopia: Indicaciones

Si el resultado de una citología cervicovaginal da un resultado anormal, con células atípicas y de un determinado grado de sospecha, es muy probable que te indiquen hacer una colposcopia. Se hace sobre todo ante las siguientes situaciones:

  • Durante una revisión ginecológica a través de la vagina, el médico te detecta una zona anormal en el cuello uterino que debe ser visualizada en aumento y con precisión por medio de una colposcopia para determinar si es patológica.
  • Has recibido el resultado anormal de una citología con presencia de células atípicas. El grado de atipia de esas células puede hacer necesario realizar una colposcopia para concretar si es necesario realizar estudio con biopsia del cuello uterino.
  • Tienes una lesión en la vulva o en la vagina compatible con verrugas genitales (condilomas genitales) o se detecta una lesión precancerosa vulvar o vaginal.
  • La colposcopia, además de para explorar el cuello uterino, es muy útil para ver en aumento lesiones o condilomas genitales presentes en la vulva y en la vagina. A la exploración de la vulva y la vagina empleando el colposcopio se le denomina vulvoscopia y vaginoscopia, respectivamente.

Posibles resultados de una colposcopia

 

Colposcopia con resultado normal

Una vez realizada, el ginecólogo te informará de modo inmediato del resultado de la colposcopia. Es una de las ventajas de esta exploración ginecológica.

Una colposcopia normal es aquella en la que no se visualizan signos colposcópicos anormales en el cuello uterino, en la vagina o en la vulva. Existen unos patrones definidos de normalidad colposcópica.

Resultado anormal de una colposcopia

Cuando el ginecólogo/a te realiza una colposcopia porque tienes una citología anormal y te detecta una lesión sospechosa en alguna zona visible del cuello del útero se considera que el resultado de la colposcopia es anormal. Te recomendará realizar una biopsia uterina cervical para recoger material de esa zona sospechosa para analizar.

El resultado de colposcopia anormal se basa en unos patrones de imágenes anormales que se visualizan en la superficie del cuello del útero. Dichas imágenes anormales pueden alertar de la existencia de una lesión premaligna o maligna del cuello uterino y es motivo para la biopsia de cuello uterino.

Lesiones aparentemente benignas

En otras ocasiones, en la exploración ginecológica rutinaria, se encuentran lesiones de aspecto francamente benigno como son los quistes de cuello uterino, los pólipos cervicales, cervicitis, etc.

En estos procesos, puede ser útil la colposcopia para confirmar su aspecto benigno y decidir si procede realizar una biopsia o solo una revisión periódica.

AVISO

Por responsabilidad y compromiso con el objetivo de frenar la rápida propagación del COVID-19 y para preservar la salud de nuestras pacientes y sus familiares, durante los próximos días nuestra clínica ginecológica de Vigo permanecerá cerrada.

Agradecemos vuestra comprensión.