Qué es la incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina producida por una pérdida del control de la vejiga urinaria. Constituye un problema médico y social muy importante en la mujer. La incontinencia de orina es una patología el doble de frecuente en la mujer que en el hombre.

Cuándo se manifiesta la incontinencia urinaria en mujeres

La incontinencia de orina suele afectar sobre todo a mujeres mayores. Su frecuencia aumenta con la edad, especialmente a partir de los 60-70 años. No obstante, también aparecen síntomas de incontinencia urinaria en mujeres jóvenes.

incontinencia urinaria mujeres

Incontinencia urinaria en mujeres mayores

La incontinencia urinaria en mucho más frecuente en personas mayores porque se van deteriorando los órganos y los mecanismos que evitan el escape de orina. Existen muchísimas enfermedades y patologías que pueden causar incontinencia urinaria en personas mayores, como son las enfermedades neurológicas, metabólicas y degenerativas. Además, en edad avanzada se puede presentar cualquiera de los tipos de incontinencia urinaria.

Incontinencia urinaria tras el parto

No debes preocuparte excesivamente si presentas incontinencia urinaria con el embarazo o después del parto ya que, en estas situaciones, la incontinencia urinaria es algo habitual y muy frecuentemente desaparece.

Durante el embarazo y el parto se puede originar un debilitamiento o rotura de estructuras del suelo de la pelvis. Así sucede, por ejemplo, durante el parto realizado con ayuda de la ventosa o fórceps. También se puede producir incontinencia urinaria después del parto mediante cesárea.

Para el tratamiento de la incontinencia urinaria tras el parto se puede recurrir a los ejercicios de Kegel que fortalecen y mejoran la elasticidad del suelo pélvico. Es recomendable empezar a realizarlos durante el embarazo y continuar después del parto, mediante la contracción y relajación de los músculos del suelo pélvico siguiendo unas pautas.

¿Sufres incontiencia urinaria y te preocupa ?

Incontinencia urinaria: Causas

Las causas de la incontinencia urinaria en mujeres son múltiples, pero se pueden distinguir dos tipos:

Causas transitorias de incontinencia de orina

  • Infecciones urinarias o cistitis.
  • Administración de cierto tipo de medicamentos.
  • Estreñimiento severo.
  • Infecciones e inflamaciones de la vagina.
  • Embarazo.

Causas prolongadas o de larga duración que provocan una incontinencia urinaria

  • Enfermedades neurológicas degenerativas.
  • Traumatismos que lesionan los nervios que controlan la micción. Son, por ejemplo: la enfermedad de Parkinson, el ictus cerebral, la esclerosis múltiple, una sección de la médula espinal, etc.
  • Debilidad o flacidez muscular en el suelo de la pelvis.
  • Haber tenido varios partos por vía vaginal, sobre todo, si son manipulados con ventosa o fórceps.
  • Las intervenciones quirúrgicas en órganos de la pelvis pueden originar incontinencia urinaria. Operaciones como la extirpación del útero (histerectomía) o la corrección de un prolapso genital pueden provocar un debilitamiento de la musculatura del suelo de la pelvis o producir fístulas urinarias.
  • Hiperactividad de la musculatura de la vejiga urinaria que aumenta la presión dentro de ella, ocasionando la incontinencia de orina.

Tipos de incontinencia urinaria

  • Incontinencia urinaria de esfuerzo:  Es la pérdida involuntaria de orina originada por un esfuerzo físico, que ocasiona un aumento brusco de presión dentro de la vejiga y causa el escape de orina. Sucede en situaciones como saltar, estornudar, toser, correr, bajar escaleras, etc.
  • Incontinencia urinaria de urgencia: Es la pérdida involuntaria de orina asociada a un deseo intenso e imperioso de realizar la micción. La incontinencia de orina se produce al contraerse involuntariamente la musculatura de la pared de la vejiga urinaria, lo cual ocasiona un deseo miccional tan intenso que impide posponer la micción. Si no se realiza inmediatamente la micción la orina se escapa. Es más frecuente en mujeres de edad avanzada, sobre todo a partir de los 70 años. La incontinencia urinaria de urgencia se asocia o acompaña a la incontinencia urinaria por vejiga hiperactiva.
  • Incontinencia urinaria mixta: Es la pérdida involuntaria de orina que combina la incontinencia urinaria de esfuerzo y  la incontinencia de orina de urgencia.
  • Incontinencia urinaria inconsciente: Es la pérdida involuntaria de orina sin que exista un aumento brusco de la presión dentro de lau vejiga y sin haber sentido deseo miccional. En estos casos no se es consciente de la pérdida de orina.
  • Incontinencia urinaria durante el sueño:  Se denomina enuresis nocturna y que se presenta por la noche cuando estás dormida. Este tipo de incontinencia urinaria es más frecuente en mujeres muy jóvenes o niñas.
  • Incontinencia urinaria permanente: Es cuando sufres una pérdida de orina continua e involuntaria, como sucede en las fístulas urinarias, que son unos trayectos que  comunican un órgano del aparato urinario (tal como la vejiga urinaria) originando la salida continua de orina hacia el exterior.

Tratamiento de la incontinencia urinaria en mujeres

Si padeces incontinencia urinaria, la finalidad fundamental del tratamiento de la incontinencia urinaria debe ser mejorar tu calidad de vida . Tu ginecólogo/a te ayudará a elegir el tratamiento más conveniente, te expondrá las ventajas e inconvenientes de los métodos utilizados para tratar la incontinencia urinaria en mujeres El tratamiento se realiza mediante:

  • Medidas higiénicas y dietéticas entre las cuales: evitar el uso excesivo de café y alcohol, dieta para evitar y corregir la obesidad, etc.
  • Ejercicios para tratamiento de la incontinencia urinaria van dirigidos a la rehabilitación del suelo pélvico .
  • Métodos para modificar la conducta y entrenar el hábito miccional.
  • Tratamiento medicamentoso mediante fármacos indicados para cada tipo de incontinencia urinaria. Se utilizan con frecuencia los fármacos que inhiben las contracciones involuntarias de la musculatura vesical que causan escape de orina.

En la incontinencia urinaria en mujeres mayores y en la incontinencia urinaria en la menopausia se pueden utilizar también estrógenos locales ( hormonas femeninas en cremas )para corregir la atrofia urogenital. Solo en casos excepcionales se indican los  estrógenos por via oral en pastillas.

En ocasiones son útiles algunos de los medicamentos antidepresivos

  • Tratamiento de la incontinencia urinaria con cirugía , se utiliza en los casos en que fallan los tratamientos expuestos y también en casos de incontinencia de orina severa.
  • Tratamientos paliativos para la incontinencia urinaria : cuando no existen otros recursos se recurre a medidas paliativas como la sonda vesical, el pesario vaginal, compresas y pañales de incontinencia, etc

Cómo prevenir la incontinencia urinaria

Es difícil prevenir la incontinencia urinaria de modo absoluto, sin embargo, sí que se puede disminuir el riesgo de padecerla, si incorporas a tu vida los siguientes hábitos:

  • Corregir el estreñimiento con una dieta rica en fibra.
  • Suprimir o reducir los alimentos irritantes de la vejiga, algunos de ellos son: el alcohol, la cafeína, los cítricos y los alimentos ácidos.
  • Realizar los ejercicios para reforzar el suelo pélvico y hacerlo con constancia.
  • Evitar la obesidad excesiva mediante dieta adecuada.
  • Dejar el hábito de fumar tabaco.
prevenir incontinencia urinaria

Cuándo solicitar consulta con el ginecólogo por incontinencia de orina

La incontinencia urinaria, a pesar de ser un problema frecuente, genera un número de consultas con el ginecólogo muy bajo, lo cual puede ser un indicio de que la mujer lo mantenga oculto por vergüenza o por motivos sociales.

Sin embargo, es recomendable acudir al ginecólogo cuando se sienta que la incontinencia  de orina afecta a tu calidad de vida y a tus actividades cotidianas como son:

  • Dificultades para realizar ejercicio y mantener relaciones sexuales.
  • Sufrir trastornos psicológicos y problemas laborales o trastornos al realizar actividades sociales.
  • Padecer efectos secundarios como infecciones urinarias y cistitis.
  • Sufrir formación de ulceras y eccemas en las mucosas y en la piel de la vulva.

Acudir a tu ginecólogo/a es muy importante en esta patología para conseguir un diagnóstico certero y una información objetiva sobre la incontinencia urinaria y su tratamiento, ya sea con medidas conservadoras o con cirugía .

AVISO

Por responsabilidad y compromiso con el objetivo de frenar la rápida propagación del COVID-19 y para preservar la salud de nuestras pacientes y sus familiares, durante los próximos días nuestra clínica ginecológica de Vigo permanecerá cerrada.

Agradecemos vuestra comprensión.