Qué es la ecografía ginecológica

La ecografía es una prueba muy habitual en cualquier revisión ginecológica. Es una técnica de imagen, no invasiva, para la exploración mediante ondas sonoras o ultrasonidos que proporcionan imágenes de los órganos genitales internos de la mujer. Las imágenes proporcionadas por la exploración ecográfica ginecológica permiten diagnosticar un gran número de enfermedades ginecológicas y pélvicas. La ecografía ginecológica no es perjudicial ya que no utiliza rayos X, no radia.

Cómo se realiza la ecografía ginecológica

ecografia ginecologica vigo

La ecografía ginecológica se realiza mediante  una sonda ecográfica, un instrumento de exploración que emite y recibe ondas sonoras. Estas son transformadas en imágenes por un aparato denominado ecógrafo.

La sonda ecográfica utilizada para realizar una ecografía ginecológica o una ecografía pélvica será elegida en función del tipo de ecografía que se va a realizar.

Tipos de ecografía ginecológica

  • La ecografía vaginal o transvaginal: Se realiza con una sonda introducida a través de la vagina.
  • La ecografía  abdominal o transabdominal: Se efectúa  con una sonda aplicada a través de la pared anterior del abdomen.

Cualquiera de los dos tipos de ecografía se realiza en la propia clínica ginecológica. Se trata de un procedimiento sencillo, indoloro, inocuo para la salud y con un bajo coste económico.

¿Quieres realizar una ecografía ginecológica? 

Para qué sirve la ecografía ginecológica

La ecografía ginecológica sirve para explorar los órganos genitales internos de la mujer. Dichos órganos son el útero o matriz, las trompas de Falopio, los ovarios y la vagina. La ecografía pélvica permite, además, explorar otros órganos pélvicos vecinos como el recto y la vejiga.

La realización de una ecografía ginecológica transabdominal o transvaginal es muy útil para el diagnóstico de procesos ginecológicos y pélvicos y así ambas se utilizan:

  • Realizar las ecografías durante el embarazo.
  • En el diagnóstico e identificación de posibles causas de dolor pélvico agudo y crónico, trastornos del ciclo menstrual, hemorragias o sangrados anormales.
  • Para diagnóstico de tumores o masas pélvicas de origen ginecológico como miomas, quistes, endometriosis, abscesos, etc.
  • Para definir las características de los tumores ginecológicos como el tamaño, la extensión y la consistencia. Permite establecer si un tumor es sólido o es un quiste de contenido líquido, como sucede en los quistes de ovario.
  • En la detección de cáncer ginecológico.
  • Para realizar biopsias guiadas por ecografía  transvaginal o transabdominal obteniendo fragmentos de tejido para análisis.

Ecografía ginecológica vaginal o transvaginal

Es un tipo  de ecografía que se realiza introduciendo en la vagina un instrumento denominado sonda vaginal o transvaginal. Dicha sonda permite explorar los órganos pélvicos: cuello uterino, cuerpo uterino y endometrio, trompas y ovarios.

Si tu ginecólogo/a te va a realizar una ecografía transvaginal conviene que tengas la vejiga prácticamente vacía. Te pedirá que te coloques sobre la camilla ginecológica, igual que en una exploración habitual, con las piernas flexionadas.

La sonda transvaginal se cubre con una funda de latex para ecografía, que es similar a un preservativo. Se le añade un gel por fuera y se introduce en la vagina.

Este tipo de ecografía tiene una gran ventaja la cual  es su alta resolución y precisión para la exploración de los órganos genitales internos. Es muy útil para explorar con gran precisión anomalías en el útero y los ovarios. No obstante, se tendrá en cuenta que la distancia que abarca esta exploración está limitada, porque se realiza mediante una sonda que emite ultrasonido de onda corta y alta frecuencia (avanza menos en los tejidos).

ecografia transvaginal

Ecografía ginecológica abdominal o transabdominal

La ecografía ginecológica transabdominal es la exploración con ecografía que se realiza a través de la superficie de la pared anterior del abdomen.

Para realizar esta ecografía es conveniente que la vejiga esté prácticamente llena y durante la exploración se permanece acostada sobre una camilla.

Para la vía transabdominal se utiliza una sonda de ultrasonido de onda larga y baja frecuencia (avanza hasta más lejos en los tejidos). La sonda transabdominal tiene la ventaja de abarcar mayor amplitud y profundidad de la zona que se explora, pero tiene la desventaja de dar menos definición o resolución de los órganos explorados. No obstante es útil y se utiliza específicamente en determinados casos:

  • Pacientes que no tuvieron relaciones sexuales o tienen imposibilidad para realizar cualquier exploración por vía transvaginal, como sucede en el vaginismo.
  • Cuando la ecografía transvaginal no permite una exploración adecuada y suficiente de los órganos genitales internos.
  • Presencia de tumores ginecológicos o masas pélvicas grandes que no se pueden abarcar completamente por medio de la ecografía transvaginal.
  • Tumores o masas situadas en la parte alta de la pelvis a las cuales no tiene acceso la exploración mediante la sonda transvaginal.

Los dos tipos de ecografía ginecológica, transabdominal y transvaginal, son complementarios entre si y pueden realizarse ambos durante la misma consulta.

AVISO

Por responsabilidad y compromiso con el objetivo de frenar la rápida propagación del COVID-19 y para preservar la salud de nuestras pacientes y sus familiares, durante los próximos días nuestra clínica ginecológica de Vigo permanecerá cerrada.

Agradecemos vuestra comprensión.