Qué es el herpes genital

El herpes genital es una enfermedad de transmisión sexual ETS crónica. Es causada por el virus del herpes simple y puede ocasionar lesiones en órganos genitales, recto y áreas adyacentes como nalgas y muslos.

Causa del herpes genital en la mujer

La causa del herpes genital es el contagio por el virus del herpes simple que  se transmite por las relaciones sexuales ocasionando lesiones en la piel y las mucosas de los genitales.

sintomas herpes genital mujer

Existen dos tipos de virus del herpes simple:

  • El virus del herpes simple1 o VHS-1 es el que afecta a la boca y labios originando vesículas y úlceras. Se puede contagiar de la boca a los genitales por el sexo oral.
  • El virus del herpes simple 2 o VIH-2 es la causa de la mayoría de casos de herpes genital. Se puede transmitir por vía oral o genital por el contacto con la piel o secreciones de las mucosas de los genitales y la boca.

Síntomas de herpes en los genitales

Cuando se padece herpes genital, puede suceder que no se presenten los signos y síntomas característicos de esta enfermedad tratándose de un herpes genital asintomático. Aun así, se puede contagiar el herpes a las parejas sexuales, por lo cual, es necesario tomar medidas de prevención.

Sin embargo, lo más frecuente es que el herpes genital con síntomas se manifieste al poco tiempo del contagio o infección. Habitualmente transcurren de 2 días a 2 semanas desde el contagio. Se pueden presentar signos locales o síntomas generales, y a su vez los síntomas del herpes genital pueden presentarse en brotes de mayor o menor intensidad y con mayor o menor frecuencia.

Síntomas locales del herpes genital

Los signos y síntomas locales de herpes genital se pueden localizar en el, recto, labios genitales, labios bucales, ano, etc. Aparecen pequeñas vesículas o ampollas en los genitales, con dolor y un contenido líquido de color pajizo o claro (similares a las que aparecen en la varicela).

Antes de que broten las vesículas o ampollas, al igual que sucede en el herpes zoster, puede aparecer una sensación urente o de quemazón, dolor, ardor y escozor en el lugar donde aparecen finalmente las vesículas.

lesiones herpes genital
Herpes genital 1

Después, las vesículas o ampollas se rompen dejando úlceras herpéticas superficiales con dolor y quemazón intenso. Los días siguientes se secan y dejan paso a la formación de postillas o costras y las lesiones van curando lentamente a lo largo de una o dos semanas.

Otros síntomas locales del herpes genital son los urogenitales y consisten en:

  • Flujo vaginal excesivo y anormal.
  • Retención aguda de orina con imposibilidad de realizar la micción y vaciar la vejiga.
  • Disuria o dolor al orinar causada por la irritación de la orina en las lesiones del herpes.
  • Los síntomas generales del herpes genital que se suelen presentar con el primer brote pueden ser de carácter grave y duran más tiempo, mientras que los brotes sucesivos suelen ser menos graves, de menor duración y menos frecuentes a lo largo del tiempo.

Síntomas generales del herpes genital

Los síntomas generales del herpes genital más frecuentes son similares, en parte, a los de una gripe. Son los siguientes:

  • Cuadro sintomático febril con fiebre objetivada.
  • Inflamación y dolor en los ganglios de las ingles, llamada adenitis.
  • Quebrantamiento del estado general.
  • Pérdida o disminución del apetito.
  • Dolores musculares o mialgias mas acentuados en los músculos lumbares, muslos y glúteos.

¿Presentas síntomas de herpes genital? 

Pruebas para diagnosticar el herpes genital

Las pruebas o análisis del herpes simple VHS se pueden realizar para diagnóstico de una infección actual o también para detectar si existen anticuerpos frente al VHS, por una infección previa o remota causada por el virus herpes simple o VHS.

La prueba del herpes simple se realiza recogiendo sangre en una vena o directamente tomando con un bastoncillo una muestra de una vesícula o de una úlcera presente en la lesión sospechos. Con esta muestra se realiza un cultivo del virus y se pueden analizar las células anormales en la lesión herpética.

Existen dos tipos de virus herpes simple: el VHS-1 y el VHS-2. Ambos son contagiosos y pueden provocar lesiones en la boca y área genital. Los resultados de la prueba del herpes simple VHS en sangre pueden ser:

  • Anticuerpos IgG frente al VHS-1 o VHS-2: Si estos anticuerpos están presentes es indicativo de que se ha tenido una infección previa y el resultado de la prueba del VHS da positiva. Si hay un aumento importante de estos anticuerpos IgG indica que hubo una infección reciente o que la infección está activa.
  • Anticuerpos IgM frente al VHS-1 o VHS-2: Si están presentes indica que hubo una infección reciente o existe una infección activa.
  • Si ambos anticuerpos están ausentes es poco probable que haya existido una exposición al virus herpes simple o, en caso de haberla, no haber dado tiempo a producirse los anticuerpos frente al VHS en el organismo. En estos casos, el resultado de la prueba del virus del herpes da negativa.

Herpes genital tratamiento y prevención

El tratamiento para el herpes genital se instaura para mejorar el curso clínico de la enfermedad y la intensidad y el número de sus brotes. El tratamiento alivia esta enfermedad, pero no la cura.

Las medicaciones para tratar el herpes genital contienen fármacos antivíricos. Existen diferentes tipos de tratamiento para el herpes genital.

Diagnostico del herpes simple
  • Tratamiento local o tópico que consiste en cremas para el herpes genital con un producto antivírico que se aplica en la zona afectada, normalmente la crema se aplica cada tres horas.
  • Tratamiento por vía oral mediante comprimidos que contienen un medicamento antivírico que pasa a la sangre y combate o atenúa los efectos del virus del herpes simple.
  • Tratamiento por vía intravenosa en casos muy graves de infección por el virus del herpes simple o cuando no se puede administrar la medicación por vía oral.

Una condición especial para el tratamiento es el herpes durante el embarazo y el herpes durante el parto. Es muy importante tomar medidas para evitar contagiar al niño. Se puede administrar la medicación antivírica por vía oral durante el último mes de la gestación para evitar que aparezca un brote de herpes genital durante el parto. Si a pesar de esta prevención se presenta un brote de herpes genital en la cercanía del parto es necesario realizar una cesárea para evitar que el niño se contagie en un parto normal por vía vaginal.

Las medicaciones empleadas para tratar el herpes genital en la mujer, incluso durante la gestación, suelen tolerarse muy bien y apenas dan efectos secundarios.

Prevención del herpes genital

El usar siempre el preservativo es el mejor método de prevención del herpes genital en la mujer, puesto que, aunque no tiene una seguridad de un 100%, con el es muy poco frecuente el contagio.

¿Se cura el herpes genital?

El herpes genital es una enfermedad vírica incurable. No existe un tratamiento que pueda curarlo totalmente, sin embargo, se pueden atenuar o reducir los síntomas y la gravedad de las lesiones herpéticas.

Con el tratamiento adecuado, mejoran las lesiones y los síntomas y también se reduce la intensidad y el número de brotes a lo largo del tiempo.

Teniendo en cuenta que el herpes genital no se cura, la mejor estrategia para evitarlo es una adecuada prevención y evitar el riesgo de contagio en tus relaciones sexuales.

Contagio de herpes genital

El herpes genital puede contagiarse al tener relaciones sexuales vaginales, orales y anales con una pareja que esté infectada por este virus.

En ocasiones tu pareja puede presentar lesiones activas de herpes genital  y entonces el riesgo de contagio es mayor; dichas lesiones consisten en vesículas, úlceras o manchas rojizas en los genitales,en la boca o en el ano.

Otras veces tu pareja es portadora del virus del herpes y sin embargo no tiene síntomas de herpes genital, es decir, permanece asintomática y sin embargo puede contagiarte  el herpes.